Estoy en todo

VIernes 13

Hay quienes creen tan fervientemente en la mala suerte de un viernes 13 que no les gusta ni salir de su casa, hay otros que se hacen llamar escépticos y sin embargo cualquier altercado durante este día se lo adjudican inmediatamente a la fecha.

Cualquiera que se a el caso es válido, ésta sin duda es una fecha muy publicitada sobre todo por el cine- pero si hacemos un recorrido histórico sobre algunos viernes 13, veremos que esta superstición no es tan injustificada.

En el cristianismo las personas lo relacionan con le hecho de que Jesús haya muerto un día viernes y que la última cena haya sido integrada por 13 personas, esto estuvo más extendido en Europa.

La leyenda del viernes 13 comenzó a crecer durante la edad media cuando un viernes 13 del año 1307 el rey Felipe IV de Francia ordenó el arresto de Jacques DeMolay, un líder de los antiguos caballeros templarios. Inicialmente Jacques fue a ver al rey Felipe con la intención de establecer un diálogo pero al contrario de ellos recibió junto a sus soldados crueles torturas para obtener información, muchos de los templarios fueron asesinados.

Jacques DeMolay también fue ejecutado pero antes de morir pronunció una maldición, dijo que el Papa y el propio rey Felipe morirían antes de cumplirse un año, dicha maldición se cumplió y ambos murieron ese mismo año desde entonces los seguidores de los caballeros templarios proclamaron el viernes 13 como un día maldito.

Otras creencias paganas atribuyen el viernes 13 a la leyenda de origen nórdico sobre la muerte de Balder, se dice que en medio de una cena entre dioses nórdicos el dios de la mentira “Loki” asistió a dicha cena sin que nadie lo hubiera invitado así completó el número de comensales a 13. En medio de la cena consiguió persuadir al hermano de Balder, Hod quien incitado por Loki le lanzó un muérdago a Balder que le cayó justo en el pecho.

Dicho incidente terminó n la muerte de Balder quien era el dios de la luz, la alegría y reconciliación, de dicha leyenda nació otro mito que indica que si 13 personas se sientan en una mesa a cenar una de ellas morirá.

En la tradición de los Wiccan, el número 13 es el elegido para formar una especie de círculo sumado a las antiguas tradiciones nórdicas.

El 13 irónicamente es un número de buena suerte en Italia conocida por muchos por ser la sede del Vaticano, los conflictos entre la iglesia católica y la política y campos como la teología hacen evidente que el catolicismo busca desacreditar dicha fecha calificándola como un día satánico.

Autoridades de la iglesia católica divulgaron la creencia de que si un mes tiene un viernes 13 entonces dicho mes debió haber comenzado un domingo por tanto si el mes en cuestión comienza el día en que Dios descansó luego de la creación ese mes tiene un día especialmente aterrador al incluir un día en el que Satanás ande suelto en el mundo terrenal.

La aversión al número 13 está fuertemente arraigada en la cultura occidental. En la Última Cena había trece personas (doce apóstoles y Jesús), siendo Judas el traidor, el número 13. En el Apocalipsis, el capítulo 13 corresponde al anticristo y a la bestia. A su vez, la Cábala –una disciplina de pensamiento esotérico relacionada con el judaísmo– enumera a 13 espíritus malignos; al igual que las leyendas nórdicas, donde Loki, el dios de las travesuras, aparece en ocasiones citado como el invitado número 13. Por su parte, el viernes según la tradición cristiana es el día que Jesucristo de Nazaret fue crucificado. Además, algunos estudiosos de la Biblia creen que Eva tentó a Adán con la fruta prohibida un viernes y que Abel fue asesinado por su hermano Caín el quinto día de la semana. Cabe recordar que los siete días de la semana –establecidos en función del tiempo en el que transcurre un ciclo lunar– son definidos por las religiones judeo-cristianas y musulmanas como el tiempo que tardó Dios en crear los cielos y la tierra, y todo lo que hay en ellos.

Las supersticiones relacionadas con viernes 13 tienen su origen antiguamente cuando la mala suerte se asociaba al número 13 y al día de la semana viernes, según nos explica Donald Dossey, historiador y autor del libro Holiday Folklore, Phobias and Fun.

Las dos entidades de la mala suerte, en última instancia, se combinaron para crear un día con “mucha suerte”.

El miedo al número 13 también se conoce como triscaidecafobia. Dossey intenta remontarse al origen de este miedo. Según un mito nórdico 12 dioses estaban cenando en el Valhalla (el cielo de la mitología nórdica). Durante la cena el dios 13 no invitado, Loki dios de las travesuras, convence a Hoder, el dios ciego de la oscuridad, para que dispare a Balder el Hermoso, dios de la alegría, con una flecha con la punta de muérdago. “Balder murió y la Tierra fue invadida por la oscuridad. Fue un día de mala suerte”, dijo Dossey.

También hay una referencia bíblica que asocia al número 13 con la mala suerte. Judas, el apóstol que traicionó a Jesús, fue el invitado 13 de la Última Cena.

En cuanto al viernes, este día es reconocido por los cristianos como el día que Jesús fue crucificado. Además, algunos estudiosos de la Biblia creen que Eva tentó a Adán con la fruta prohibida un viernes. Tal vez lo más significativo es la creencia de que Abel fue asesinado por su hermano Caín en viernes 13.

Mientras tanto, según informes acerca de la antigua Roma, las brujas se reunían en grupos de 12. El 13 se creía que era el diablo.

En los tiempos modernos, los triscaidecafobia remarcan la misión nefasta a la Luna del Apolo 13.

Fuente

Como funciona el Viernes 13 (en lengua Inglesa (HowStuffWorks.com)

Your Unlucky Day: The religious roots of triskaidekaphobia.

Some don't count on Lucky 13 - Via Magazine.

Paraskevidekatriaphobia - skepdic.com article on Friday the 13th

Friday the 13th History


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: